Escúchanos

Encuéntrenos

Síganos

Youtube

PQRSFD

Oralidad, narración oral y pedagogía
 
01 de octubre de 2012

 
«Aprender a cantar es saber respirar. Aprender a narrar es saber leer y entrever para proyectarse y proyectar la historia»
William Morales, experto en música étnica
 
Las narrativas nos permiten entender el mundo, contarlo y vivirlo; además, es la forma en la que nos relacionamos con los demás y construimos la realidad. Durante el pasado Festival Pura Palabra Internacional se realizó el Seminario de oralidad, narración oral y pedagogía, en el que se dieron cita narradores internacionales y expertos en narrativas como la música, el teatro y la imagen. 
 
Este evento organizado por Extensión Cultural y la División de Bienestar Universitario de la Universidad Pedagógica Nacional, en conjunto con la Corporación Chaquen y la Fundación Francisca Radke, permitió que cuenteros y expertos en narrativas y lenguajes dialogaran y reflexionaran sobre experiencias y saberes. Luis Bernardo Campuzano, investigador del patrimonio cultural y ponente invitado al seminario, aseguró que «es muy importante abrir estos espacios para reconocer las narrativas a partir de las cuales comprendemos el mundo, es importante desde el punto de vista del sentido de la memoria, de la comunicación, de la identidad, de los valores y, para mí, el pleno sentido del gozo. Estos espacios permiten que cada uno desde su particularidad y desde las diferentes disciplinas, enriquezca los propios modos de aproximarse a la vida». 

 
«Contar una historia incluye la lucha política de la historia» 

Vladimir Olaya, magíster de la UPN, afirmó que «la identidad se construye a partir de cómo nos contamos y la historia que narramos», además afirmó y que las personas construimos relaciones a través de las narrativas que tenemos de la historia, dado que «pues las narrativas son las maneras en las que se entrelaza el mundo»; de igual manera nuestras propias historias hacen parte de lo que comunicamos a los demás, y especialmente en la docencia estas historias son fuente de las experiencias pedagógicas. Otro tema que trató el docente Olaya, a partir de sus vivencias dentro del conflicto armado colombiano, fue la violencia a través de los testimonios.  

Dichos testimonios tiene que ver directamente con el mundo social, ya que las narrativas que tenemos de la realidad influyen directamente en nuestra manera de entender el conflicto. El profesor Olaya explicó cómo «contar historias tiene un sentido ético y político» y, por ello, los narradores orales tienen un compromiso con la historia, con sus oyentes y con sí mismos. Hugo Corrías, narrador oral argentino, afirmó que «las víctimas no hablan cuando quieren, sino cuando pueden» y contó la experiencia con la dictadura en Argentina y la valentía que se debe tener para contar y reescribir la historia.
 

La memoria oral y colectiva es también fuente para la narración y material de trabajo en la implementación de didácticas de acercamiento al patrimonio cultural, por ejemplo, José Víctor Oregón, narrador oral, escritor y folclorista peruano, se dedica a contar su cultura y a dar a conocer el patrimonio cultural de su país, él asegura que «contar es la lucha de mi pueblo para no ser olvidado, es nuestra lucha». 


Narrativas de la imagen y del sonido

 
Es necesario conjugar las narrativas desde la oralidad hasta la imagen, para ampliar la posibilidad de una comunicación real. Cuando nos restringimos a un solo tipo lenguaje estamos limitados, pues aunque cada lenguaje tiene sus bondades también tiene sus restricciones, en la medida en la que conjugamos los lenguajes tenemos mayor capacidad de comunicarnos y de entender el mundo, de acuerdo con el investigador del patrimonio cultural Luis Bernardo Campuzano.
 
Por ejemplo, la música también es un elemento anecdotario presente a lo largo de la historia y es, según explica William Morales —experto en música étnica—, «una melodía la que mella en el contexto de la idea y se hace importante porque es un lenguaje de las narrativas». 
 
La cuentería y la narración oral han tomado muchos recursos de la música, el teatro, la danza, y de otros lenguajes, para usarlos al recontar la historia y rememorar de maneras diferentes. «Contar es un arte que se heredó desde los abuelos, cuando nos cuentan historias de su vida o cuando hay un profundo silencio», afirma Morales. En las comunidades de la Amazonia, aún no se ha perdido la costumbre de que quienes enseñan son los abuelos y los jóvenes son quienes escuchan; en estas culturas donde prevalecen las tradiciones orales es muy importante aprender a narrar y heredar la historia, pero sobre todo es primordial aprender a escuchar a los otros.   
 
La imagen, por otro lado, es una narrativa viva que nos cuenta las vivencias, creencias y sueños a lo largo de la historia, «es importante reivindicar la mirada al pasado porque es el conocer a otros seres humanos supremamente cercanos a nosotros, aunque distantes en el tiempo y perdidos en la memoria», explica Campuzano , quien resalta además que es muy valioso rescatar narrativas como la imagen y la música, pues cumplen una función de espejo, «nos concebimos y nos vemos de una manera más integral porque enriquecemos la manera de entendernos» 

 
Los educadores son narradores 
 
 
El lenguaje es muy importante en el proceso de enseñanza y es una herramienta esencial para los docentes, por eso, se relaciona directamente con las narrativas. «El hecho de contar cuentos fue lo que me llevó a la docencia, en un aula de clase todo el tiempo estás contando. Las narrativas te ayudan al manejo de las clases, a hacer los contenidos más llamativos y a capturar la atención de los alumnos», dijo Zulma Morales, docente venezolana y cuentera invitada representante de la Unión de narradores orales escénicos de Venezuela (UNOES).
 
La oralidad es una herramienta inherente a la docencia y es parte fundamental de la pedagogía, por lo cual es muy importante que los pedagogos indaguen y reflexionen sobre ella, afirmó Sergio Gónzalez León, director del Teatro Latino y ponente del seminario. González agregó que «todos los maestros somos interlocutores y estamos todo el tiempo aprendiendo de los demás y enseñando, por ello, en la medida en la que somos mejores en la capacidad de interpretar y de comunicarnos, somos mejores maestros y somos mejores aprendices». 
 
Festival Pura Palabra Internacional 
 
Luis Bernardo Campuzano calificó el festival como «el gozo supremo de la palabra viva, la sincronía sobre cómo todos estamos sintiendo de una manera diferente fenómenos que nos afectan, como la guerra y los abusos de las formas de poder». También afirmó que estos encuentros permiten acercamientos a otros modelos de sociedad donde a través de las expresiones culturales somos más íntegros. Este investigador concluyó que es muy valioso que la Universidad Pedagógica Nacional le preste importancia al tema de la tradición oral, que en algunas ocasiones es vista como un arte menor al lado de manifestaciones como la literatura: «la Universidad le da a las narrativas una dimensión muy viva y posibilita una relación más cercana y significativa con los estudiantes ».
 
Por su parte, la profesora Morales explica que se deben apoyar y ampliar estos espacios dedicados a la narrativa y que es muy valioso que la Universidad apoye y promueva lugares de encuentro para que toda la comunidad se acerque al volver a ser, dentro de los procesos pedagógicos y permita que los estudiantes conozcan con el ejercicio aspectos tan importantes como las narrativas.

  «Además, el seminario permite analizar cómo está el movimiento de la narración oral y qué relevancia tiene dentro de la pedagogía, el hecho de que sea la Universidad Pedagógica la que apoye el festival le da un sentido más profundo, es venir a aprender para poder enseñar», concluyó Zulma Morales. 


Contar en Bogotá 
 
Magda Labarga, es una narradora oral española que participó como ponente en el Festival Pura Palabra Internacional, ha estudiado interpretación, mimo, danza y teatro, es miembro fundador del grupo Palique Cuenteros de Madrid y ha participado en festivales de narración oral y teatro en España, Perú, Chile, Colombia, Cuba, México y Portugal. Ella compartió su experiencia en el Festival Pura Palabra y el Seminario de Oralidad. 
 
 

«Para mí ha sido fantástico porque no había tenido la oportunidad de contar en Bogotá, entonces he podido acercarme al público bogotano y gozármelo. Es muy interesante que las universidades apoyen el arte y creo que es muy importante que la Universidad Pedagógica apoye estas expresiones de artísticas, entre otras cosas porque el arte y la pedagogía tienen muchas cosas que contarse. Pero, además, los docentes tienen como principal recurso su presencia física y el saber, y conocer algunos trucos de este oficio puede venirles muy bien. Pero independientemente de todo esto, que es la parte instrumental, el arte es una de las mejores maneras de entender y conocer el mundo». 
 

 
Más notas de Proyección Social UPN
 
 
Agenda


Magazín Pedagógico

Magazin pedagógico edición 27 Magazin pedagógico edición 28 Magazin pedagógico edición 30 Magazin pedagógico edición 31 Magazin pedagógico edición 33 Magazin pedagógico edición 34